11 cosas que probablemente no sabías acerca de las hamburguesas
1. Las vacas son sometidas a dolorosas mutilaciones sin anestesia.


A las vacas les queman los cuernos o se los cortan con sierras sin utilizar anestesia. Esta cruel práctica, que con frecuencia causa infecciones, se considera totalmente legal.


2. Una hamburguesa contiene carne de más de 100 vacas.


De acuerdo con un artículo de The Washington Post, “la carne de hamburguesa no está hecha del tejido muscular de una sola vaca, sino de la mezcla de 100 o más vacas… se mezclan diferentes tipos de tejido muscular de la vaca, como cuando se combinan colores en una paleta, de modo que los animales que alguna vez pastaron juntos terminan en pequeños empaques de carne para hamburguesa.”


3. La producción de carne está acabando con el ambiente


La mayoría de los consumidores se enfocan en reducir sus emisiones de CO2 o huella de carbono. Pero el metano y el óxido nitroso, producidos por la digestión de las vacas y la fertilización del suelo, respectivamente, son gases de efecto invernadero mucho más potentes. Estos gases hacen de la explotación industrial de animales una de las causas principales del cambio climático.


4. Muchas vacas explotadas para producir leche terminan como carne de hamburguesa


Cuando su producción de leche disminuye y están débiles, enfermas y heridas, las vacas explotadas por la industria lechera con frecuencia son brutalmente electrocutadas, golpeadas e incluso arrastradas, antes de ser asesinadas y convertidas en carne molida.


5. Las instalaciones ganaderas son un caldo de cultivo de peligrosas bacterias


En las granjas modernas se usan antibióticos para hacer que los animales crezcan más rápido y para mantenerlos vivos en condiciones que de otro modo serían fatales. Las bacterias pueden volverse resistentes a estos antibióticos, haciendo prácticamente imposible tratar a las personas afectadas por estas “súper bacterias”.


6. Las hamburguesas contribuyen a la destrucción de los bosques


Según el Banco Mundial, el establecimiento de áreas de pastoreo y el cultivo de alimento para animales de granja han causado la mayoría de la deforestación en el Amazonas.


7. Ninguna ley federal protege a las vacas durante la mayor parte de su vida


Lamentablemente, ninguna ley federal protege a los animales durante su vida en las granjas industriales. La ley de métodos humanitarios de sacrificio sólo considera a las vacas y los cerdos cuando están en el matadero y los deja desprotegidos durante casi toda su vida.


8. La producción de carne requiere una alarmante cantidad de agua


Se requieren 2,500 galones de agua para producir una libra de carne y 660 para producir una sola hamburguesa. Con esta cantidad de agua podrías ducharte cada día durante 2 meses.


9. Tu hamburguesa puede estar hecha de “baba rosa”


Este producto que causa náuseas de sólo pensarlo es el resultado de mezclar restos de carne y tejido conectivo de la vaca con hidróxido de amonio para matar E. coli, salmonela y otros patógenos que podrían estar presentes.


10. Se necesitan 16 libras de cereales producir una libra de carne.


Con el cereal que se utiliza para alimentar a las vacas se podrían alimentar muchísimas personas que hoy padecen hambre.


11. Las vacas son increíblemente inteligentes.


Las vacas tienen una gran memoria, pueden aprender a responder por su nombre y se emocionan cuando resuelven problemas. ¡Y les encanta la música! A pesar de esto, los ganaderos las tratan como máquinas para producir carne.

Podemos pronunciarnos a favor de los animales, el ambiente y nuestra salud, dejando fuera de nuestro plato la carne y otros productos de origen animal.

Haz clic aquí para ordenar tu Guía vegetariana para principiantes. ¡Es gratis!
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo