Churros
  • 1 taza de vaso de harina de trigo
  • 2 tazas de agua
  • Aceite de oliva o de girasol
  • Sal al gusto
  • Azúcar al gusto
Vierte la harina en un recipiente, dejando un hoyo en el centro. Pon a hervir el agua con la sal. Cuando hierva, retira el agua del fuego y viértela sobre la harina. Mezcla hasta obtener una masa homogénea y compacta. Deja enfriar la masa unos minutos. Toma un trozo de ésta y dale la forma del churro (con las manos, una churrera o una manga pastelera). Calienta suficiente aceite en una sartén. Fríe los churros hasta que estén dorados. Apenas los retires del aceite, espolvorea un poco de azúcar.
Receta cortesía de