Comer carne es tan malo como negar el cambio climático. Ésta es la razón
Según la NASA, al menos el 97% de las publicaciones de los científicos expertos en el clima están de acuerdo en que el cambio climático es real. El debate sobre si las actividades humanas están causando el aumento de la temperatura global ha terminado. Sin embargo, reconocer que el cambio climático existe y, al mismo tiempo, apoyar la explotación industrial de animales, que es uno de los principales contribuyentes de este fenómeno, es tan malo como negarlo por completo.

Los científicos advierten que, si no hacemos algo ahora para frenar el cambio climático, el planeta enfrenta consecuencias desastrosas, desde intensas tormentas y un aumento en el nivel del mar, hasta la extinción de millones de especies. Y aunque no todos pueden costearse un coche eléctrico o paneles solares, hay algo que todos podemos hacer: ser veganos.

La explotación de los animales para obtener alimentos produce más emisiones de gases de efecto invernadero que todos los automóviles, aviones y otras formas de transporte combinadas. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las emisiones de dióxido de carbono derivadas de la cría de animales de granja representan alrededor del 15% de las emisiones mundiales inducidas por las actividades humanas, y la producción de carne y leche es la principal culpable. De hecho, incluso sin combustibles fósiles, excederemos nuestro límite de 565 gigatoneladas de CO2e para 2030, todo por la explotación de animales para la alimentación.

Podemos reducir nuestra huella de carbono a la mitad simplemente evitando los productos de origen animal. Ten en cuenta que en la producción de 500 gramos de carne de vaca se requiere un 13% más de combustible fósil y 15 veces más agua que para producir 500 gramos de soya.

En un artículo reciente, la Alianza de Científicos del Mundo, un grupo de 15,000 científicos de 184 países, concluyó que los humanos deben cambiar su comportamiento y adoptar una alimentación a base de plantas para evitar la destrucción del ambiente.

Es momento de que cualquier persona que reconoce que las actividades humanas son una amenaza real para nuestro planeta, tome medidas. No existe la carne "sostenible" y las alternativas vegetales a la carne, los lácteos y los huevos requieren una pequeña fracción de los recursos comparada con la de sus equivalentes derivados de animales.

Pero una alimentación vegana no sólo es buena para el planeta, también salva a millones de animales de toda una vida de miseria en las granjas industriales. Los cerdos, las vacas, las gallinas y otros animales explotados como alimento sufren horriblemente y padecen crueldades inimaginables: confinamiento extremo, mutilaciones dolorosas y una muerte sangrienta y violenta.


Así como no hay duda de que el cambio climático es real, tampoco la hay de que explotar animales es terrible para el planeta. Únete a los millones de personas que están ayudando a proteger a los animales y al planeta adoptando una alimentación a base de plantas. ¡Haz clic aquí para comenzar!
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo