El cambio climático y los fenónemos naturales extremos. ¿Qué puedes hacer al respecto?
Los eventos naturales extremos, como huracanes, incendios forestales y sequías devastadoras, están volviéndose comunes. Y su asociación con el cambio climático no puede desconocerse.

El cambio climático es uno de los problemas más urgentes de nuestro tiempo y los científicos advierten que si no tomamos medidas apropiadas ahora, estos eventos extremos empeorarán. Y aunque no todo el mundo puede pagar un coche eléctrico o paneles solares, hay algo que todos podemos hacer: adoptar una alimentación vegana.

Suena simple, ¿verdad? Y lo es. Evitando los productos de origen animal puedes reducir tu huella de carbono a la mitad.

La explotación industrial de animales como alimento produce más emisiones de gases de efecto invernadero que todos los coches, aviones y otras formas de transporte combinados. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), las emisiones de dióxido de carbono provenientes de la explotación de animales de granja representan alrededor del 15% de las emisiones inducidas por el ser humano, y la producción de carne y leche es la principal culpable. De hecho, incluso sin combustibles fósiles, superaremos nuestro límite de 565 gigatoneladas de CO2e para el año 2030, sólo debido a la explotación de animales como alimento.

Considera estos hechos reveladores:
  • Para producir 500 gramos de carne se requiere un 13% más de combustible fósil que para producir 500 gramos de soya.
  • Los animales explotados como alimento producen 7 millones de libras de excremento cada minuto.
  • La explotación industrial de animales es culpable de casi el 91% de la destrucción de la selva amazónica, según el Banco Mundial.
  • Esta industria usa más de un tercio de la superficie cultivable del planeta en áreas de pastoreo y de producción de alimentos para los animales confinados en granjas.
El cambio climático es real y no hay duda de que la explotación industrial de animales está empeorando la situación del planeta. Con alternativas a base de plantas que requieren para su elaboración sólo una fracción de los recursos usados en la producción de carne, lácteos y huevos, adoptar una alimentación vegana es una decisión de sentido común.

Y esta decisión no sólo es buena para el planeta. También lo es para los miles de millones de animales que padecen una vida miserable en las granjas industriales. Los cerdos, las vacas, las gallinas y otros animales explotados como alimento sufren horriblemente. La verdad es que si tratáramos a un perro o un gato de la misma manera que las industrias de la carne, los lácteos y los huevos tratan estos animales, habríamos sido condenados por crueldad animal.

Mira.


Llegó el momento de actuar contra el cambio climático. Únete a los millones de personas que están ayudando a proteger a los animales y el planeta adoptando una alimentación vegana. ¡Haz clic aquí para comenzar!
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo