Los peces pueden sufrir de depresión
De acuerdo con un artículo reciente en The New York Times, los peces que flotan sin vida en el fondo del tanque sufren de depresión.

Julian Pittman, profesor del Departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de Troy en Alabama, trabaja con peces cebra para desarrollar tratamientos para la depresión. Su investigación ha encontrado que los peces sufren de depresión de forma muy similar a los humanos: "La neuroquímica es tan parecida que da miedo".

Según el profesor Pittman, es fácil medir la gravedad de la depresión que sufre un pez. Se puede medir por la cantidad de tiempo que pasa en la parte superior del tanque en comparación con el tiempo que pasa en el fondo. Él ha descubierto que el comportamiento de los peces cebra que están deprimidos es similar al de las personas clínicamente deprimidas: pierden interés en casi todo, incluidos los alimentos, los juguetes y la exploración.

Los hallazgos de Pittman están respaldados por la investigación de otros científicos. Culum Brown, un biólogo conductual de la Universidad Macquarie en Sydney y experto en cognición de peces, está de acuerdo en que es fácil saber cuándo un pez está deprimido. Él dice: "Las personas deprimidas se aíslan. Lo mismo sucede con los peces ".

Ésta no es la primera vez que la depresión en los peces aparece en los titulares. El año pasado, un estudio publicado en Royal Society Open Science reveló que los salmones confinados en granjas piscícolas sufren de depresión severa. Según el estudio, muchos salmones parecen darse por vencidos y flotar sin vida.

Al igual que los animales terrestres, los peces son seres inteligentes y sensibles. Un artículo de Vox detalla una multitud de aptitudes de los peces, incluyendo sus habilidades para "aprender unos de otros, reconocer a otros peces con los que han convivido anteriormente, conocer su lugar dentro de las jerarquías sociales de peces y recordar mapas espaciales complejos de su entorno". Y un estudio publicado en Nature Scientific Reports concluyó que los peces se cuidan mutuamente cuando buscan comida.

Los científicos de todo el mundo han observado una y otra vez que los peces experimentan dolor. Incluso comparan a los peces con los perros, gatos y otros animales en la forma en que sienten placer.

Lamentablemente, la industria los trata como meros objetos.

En 2011, Mercy For Animals llevó a cabo una investigación encubierta en una instalación de sacrificio de peces que reveló cómo estos eran desollados vivos. Mientras los peces luchaban para escapar del cuchillo y sobrevivir, su piel era arrancada con alicates.

Mira.


Tú puedes pronunciarte en contra del atroz abuso que padecen los peces y otros animales dejando la carne, los productos lácteos y los huevos fuera de tu plato. Haz clic aquí para obtener más información sobre cómo adoptar una alimentación vegana. Y aquí para descubrir deliciosas recetas compasivas inspiradas en el mar.
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo