Matar animales está matando al planeta. He aquí la razón...
Lo creas o no, muchas personas que se preocupan por el ambiente aún no tienen idea de que la crianza de animales para el consumo humano es terriblemente destructiva.

Considera algunos de estos hechos:
  • La crianza de animales utiliza el 56% del agua en los Estados Unidos. De hecho, sólo una hamburguesa requiere 660 galones de agua.
  • Debido a la gran cantidad de animales hacinados en las granjas industriales actuales, la producción de estiércol es mayor de la que puede ser absorbida por la tierra como fertilizante. El escurrimiento de estas instalaciones contamina los ríos y las fuentes subterráneas de agua.
  • La ganadería es responsable de casi el 91% de la destrucción del Amazonas, según el Banco Mundial.
  • La crianza de animales para el consumo humano (incluyendo la tierra para el pastoreo y el cultivo de alimento) utiliza más de un tercio del suelo del planeta.
  • El nitrógeno derivado de las granjas industriales es una de las causas de las zonas muertas en los océanos del mundo.
  • Criar animales para la alimentación produce más emisiones de gases de efecto invernadero que todos los coches, aviones y otros medios de transporte combinados.
  • Los animales criados para la alimentación producen 7 millones de libras de excrementos cada minuto.
  • Para su producción, una libra de carne vacuna requiere 13% más de combustibles fósiles que una libra de soya.
  • La sobrepesca está llevando nuestros océanos al borde del colapso, con más del 90% de los peces grandes en riesgo de extinción.

¡Pero hay buenas noticias también! Hacerte vegano disminuye inmediatamente tus emisiones de CO2 a la mitad y les ahorra a millones de animales una vida de sufrimiento en las granjas industriales.

Entonces, ¿qué esperas? Haz clic aquí para pedir tu Guía vegetariana para principiantes. ¡Es gratis!
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo