Otro golpe bajo: investigadores encubiertos en la mira de los legisladores
A principios de este año, el gobernador de Maine, Paul LePage, les pidió a los legisladores estatales ir tras los investigadores de crueldad animal encubiertos.

Esto sucedió después de que se difundió otra investigación encubierta que reveló horribles abusos y riesgos de contaminación alimentaria en una granja de huevos en su estado. LePage optó por ignorar la creciente exigencia de mejores leyes de bienestar para los animales explotados como alimento. Esto, a pesar de que el dueño de la instalación, el nefasto comercializador de huevos Jack DeCoster, es un "violador habitual" con una larga lista de violaciones a los estatutos ambientales, de seguridad laboral y de bienestar animal. DeCoster está actualmente en la cárcel por ser el responsable de un enorme brote de salmonela.

Extrañamente, LePage exigió una legislación que les permita a los funcionarios publicar la información personal de los “operadores políticos” que revelaron la crueldad. Para el gobernador, la verdadera injusticia es que estos valientes individuos fueron capaces de dar la cara y sacar a la luz prácticas ilegales y poco éticas sin temor a la posibilidad de ser víctimas de hostigamiento y abuso.

Y ahora, los políticos inescrupulosos están siguiendo las instrucciones del gobernador. A mediados de abril, el representante estatal Jeffrey Timberlake presentó un proyecto de ley (LD 1446) que enmendaría las leyes estatales de protección a los denunciante para excluir a los defensores encubiertos que informan sobre la crueldad ilegal y la negligencia en las granjas industriales. De ser aprobada, esta ley permitiría que los funcionarios estatales pongan en peligro la seguridad de los investigadores al hacer pública su información personal.

Los legisladores están tratando de intimidar a grupos como Mercy For Animals para silenciarlos. Pero, amenazar la seguridad de nuestros valientes investigadores es inconcebible e inconstitucional, y no funcionará.

Después de que el investigador encubierto de MFA descubrió el confinamiento extremo, el descuido y el evidente abuso animal en las instalaciones de DeCoster en 2009, la granja proveedora de huevos fue declarada culpable de diez cargos de crueldad animal y pagó 130,000 dólares en multas y restitución. MFA seguirá abogando por las innumerables gallinas cruelmente confinadas que sufren en las instalaciones de DeCoster, operadas ahora por Hillandale Farms, el mayor proveedor de huevos de Nueva Inglaterra.

Esto es lo que un investigador encubierto de MFA encontró en la granja industrial más grande de Maine.

Por su parte, el gobernador LePage tiene un largo historial de políticas contrarias al bienestar animal. Él vetó proyectos de ley para acabar con los criaderos de cachorros y para restringir temporalmente la propiedad de los animales de personas condenadas por crueldad animal, e intervino contra los esfuerzos para detener los métodos más crueles para cazar osos. El hecho de que esté en desacuerdo con nuestra misión de proteger a los animales más vulnerables, aquellos explotados como alimento, no es ninguna sorpresa.

Por eso necesitamos que actúes a favor de las gallinas torturadas en Maine y en todo el mundo: deja los huevos fuera de tu plato. Haz clic aquí para ordenar tu Guía vegetariana para principiantes. ¡Es gratis!
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo