¿Sabes qué animales te estás comiendo? Probablemente no.
Un nuevo artículo de Salon reveló el aumento de casos de etiquetado erróneo en productos de origen animal:

La carne de cerdo aparece como carne de res y la carne de res como carne de búfalo; porciones de grasa y restos de órganos e intestinos son mezclados y vendidos como carne molida. Se cree que [la carne de] pollo se vende como [carne de] cordero y que [la carne de] cerdo es vendida como [carne de] pollo. Además de que a la carne de res y a la de cerdo se les añaden cartílagos y a [la carne de] pollo, huesos.

La adición de otros productos es más frecuente en la elaboración de salchichas y nuggets de pollo, pero otros productos también son alterados para aumentar las ganancias.

Las carnes de bajo costo son añadidas a aquellos cortes más caros. Incluso, a veces estos cortes son sustituidos por otro tipo de carne. De acuerdo con el artículo, en al menos un caso, los cortes de carne de cerdo se hicieron de modo que pudieran venderse como carne de res.

[La carne de] cerdo se mezcla con restos de carne de res y un agente de recubrimiento y se deja reposar por 90 minutos. Cuando está cocida, la carne adquiere un color obscuro como si fuese de res y no el característico color blanco de [la carne] de cerdo. Los restos de carne le dan el olor que uno esperaría. Aunque podría ser más difícil estafar a las personas con cortes enteros de carne, esto muestra que no es imposible.

Pero los productores engañosos de carne no son nada nuevo.

Casi todas las personas en Estados Unidos recuerdan la indignación que causó el uso generalizado de la “baba rosa”. Este asqueroso producto es creado a partir del tratamiento de restos de carne y tejido conectivo de vaca con hidróxido de amonio para matar E. coli y otros patógenos peligrosos que puedan estar presentes.

En el 2012, el uso de “baba rosa” causó una fuerte reacción por parte de los consumidores en contra de la industria cárnica después de que un reportaje de ABC News reveló que el 70% de la carne de res en los supermercados de los Estados Unidos contenía este aditivo.

Y no olvidemos el escándalo de la “carne de caballo” en Europa hace unos años. Cuando se encontraron trazas de carne de caballo en carne molida de res usada para hacer hamburguesas, las protestas hicieron que 10 millones de libras de carne fueran retiradas del mercado. La idea de comer carne de caballo provocó una intensa respuesta emocional en muchas personas. Lo cierto es que todos los animales sufren de la misma manera cuando son violentamente asesinados.

Por fortuna, las personas compasivas pueden dejar de apoyar esta cruel y engañosa industria dejando fuera de su plato la carne y otros productos derivados de animales.

Haz clic aquí para ordenar tu Guía vegetariana para principiantes. ¡Es gratis!
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo