Ésta es la razón #1 para dejar de comer pollo
Como las gallinas son mucho más pequeñas que los cerdos o las vacas, muchas más de ellas deben ser asesinadas para obtener la misma cantidad de libras de carne. Las gallinas corresponden al 95% de los animales terrestres criados y asesinados para convertirse en alimento en los Estados Unidos. Las gallinas también viven en las condiciones más miserables de todos los animales de granja.

Pero esto es sólo el comienzo.

Desgraciadamente, ninguna ley federal protege a los animales durante su vida en las granjas industriales. Lo que es peor, la ley que se supone protege a los animales en los mataderos, la Ley de métodos humanitarios de sacrificio, no cubre a las aves, dejando a las gallinas sin ninguna protección en contra del abuso.

Incontables investigaciones encubiertas de Mercy For Animals en granjas avícolas han documentado a trabajadores dando puñetazos, pegando y apuñalando violentamente a los animales, y arrancándoles la cabeza a las aves que aún estaban vivas y conscientes.

Mira por ti mismo:


Las gallinas son animales increíblemente inteligentes, capaces de pasar información de generación en generación y de reconocer el rostro de más de 100 individuos no sólo de su misma especie sino también humanos. Incluso entienden que los objetos recientemente escondidos aún existen. Esto supera las capacidades de un niño de dos años.

Sin legislación que proteja a estas aves, la implementación de estándares de bienestar animal es una decisión que recae exclusivamente en las compañías. Entre tanto, es responsabilidad de los consumidores evitar los productos derivados del sufrimiento animal.

Afortunadamente, con las deliciosas opciones a base de plantas que están llenando los anaqueles de las tiendas, hoy es más fácil que nunca reemplazar la carne pollo con alternativas libres de crueldad.

Haz clic aquí para ver una lista de nuestros substitutos de pollo favoritos.
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo