Ésta es la razón por la que debemos dejar de “insultar” a las personas llamándolas “cerdos”
Piensa en todas las veces que has oído a alguien referirse a una mala persona como un "cerdo". Es tan común que probablemente no te hayas fijado en esto.

Pero ¿qué tienen que ver los cerdos con ser una persona horrible? ¿Por qué los demonizamos de esta manera?

De hecho, el cerdo es uno de los animales más inteligentes y sensibles del planeta. Los cerdos no son groseros ni crueles, sino amorosos, sociables y tiernos.

Ten en cuenta lo siguiente:

1. Los cerdos son inteligentes

Los cerdos son considerados el quinto animal más inteligente del mundo. Son incluso más inteligentes que los perros. Si no nos crees, te presentamos a Amy, una hermosa cerdita de cinco meses que fue la "mejor" en su clase de agilidad canina. Los cerdos también son capaces de jugar videojuegos con más concentración y éxito que los chimpancés.

También tienen una excelente memoria de ubicación de objetos. Si encuentran comida en un punto, recordarán mirar allí la próxima vez. Y poseen un sofisticado sentido de la orientación: pueden encontrar su camino a casa desde grandes distancias.

2. Los cerdos son limpios

Los cerdos no son "sucios", en realidad son animales muy limpios. Si cuentan con un espacio adecuado, los cerdos tienen cuidado de no ensuciar el lugar donde duermen o comen. Sí, les gusta enlodarse, pero es sólo para refrescarse cuando hay mucho calor. Y honestamente, ¿a quién no le encanta una buena mascarilla de barro?

3. Los cerdos son cariñosos

Los cerdos son seres sociables y sensibles que experimentan alegría, soledad, frustración, miedo y dolor al igual que los animales con quienes muchos de nosotros compartimos el hogar. Si se les da la oportunidad, les encanta apapacharse y prefieren dormir nariz con nariz. Las mamás cerdas incluso les cantan a sus hijos mientras los amamantan.

4. Los cerdos son activos

Los cerdos no son perezosos. Les gusta ser activos. De hecho, un adulto puede correr hasta 17 kilómetros por hora. Y no sólo son grandes corredores sino excelentes nadadores.

5. Los cerdos no sudan

No hay nada malo en sudar. Es natural y le ayuda a tu cuerpo. Pero es imposible para los humanos "sudar como un cerdo". ¿Por qué? Porque los cerdos no tienen glándulas sudoríparas. Para refrescarse buscan el agua y el lodo.

==

Así que cuando llamamos "cerdos" a las personas que se portan mal, perpetuamos una falsa narrativa sobre estos animales. Y esto, a su vez, le da a la gente una excusa para tratar mal a los cerdos.

¿No crees? Piensa en la brutalidad con la que los cerdos son tratados en la industria de la carne. En las granjas industriales, los cerdos son confinados en sucias jaulas, les cortan la cola y los genitales, y los asesinan violentamente. Si tratáramos tan solo a un perro o un gato de la misma manera que la industria de la carne trata a millones de cerdos, estaríamos detrás de las rejas por el crimen de crueldad animal, y con razón.

Mira:


Es hora de que dejemos de denigrar a los cerdos y otros animales y comencemos a tratarlos con el respeto y la compasión que merecen. Y eso significa no comerlos. Para obtener más información sobre cómo dejar a los animales fuera de tu plato, haz clic aquí. ¿Y qué tal si todos llegamos a un acuerdo? Dejar de llamar "cerdos" a las personas a menos que sean realmente maravillosas.
Mantente actualizado con recetas deliciosas, videos de animales encantadores y más.
Más noticias sobre vegetarianismo